Análisis Dissidia Final Fantasy NT

Los que jugamos a las entregas de la saga Dissidia Final Fantasy siempre fantaseábamos con cómo sería una entrega de la saga en una consola de sobremesa. Si el juego conseguía ser tan increíble a todos los niveles en una portátil, ¿hasta dónde podría llegar en una consola mucho más potente? Por eso, a mi particularmente me entraron temblores cuando se vieron aquellos primeros videos de la recreativa de Dissidia Final Fantasy hace unos años. Ahora por fin, el juego se ha lanzado en PS4 con el nombre de Dissidia Final Fantasy NT. Lo hemos probado a fondo y estas son nuestras impresiones.

Historia

En las entregas de la saga Dissidia en PSP, la premisa era bastante sencilla. Dos dioses, uno de luz, Cosmos, y uno de oscuridad, Chaos, llamaban a los seres más poderosos de todos los mundos para luchar a su lado en una guerra. La premisa era bastante sencilla, sí. Pero el juego conseguía darle sentido, coherencia y conseguir crear una gran trama bastante desarrollada y larga. La campaña de un jugador de los dos juegos de la saga (especialmente de Dissidia 012) nos dio muchas horas de diversión.

En este caso, la premisa es la misma. Dos dioses, uno de luz, Materia, y uno de oscuridad, Spiritus, vuelven a llamar a estos héroes y villanos para que luchen entre ellos. Sin embargo, en esta entrega queda bastante claro que no se le ha prestado ni de lejos la misma atención a la trama que en las entregas anteriores. En esta ocasión, los protagonistas recordarán todos los eventos ocurridos en los anteriores Dissidia, con lo cual tendremos algún guiño a estas otras entregas.

Por desgracia, la trama ha quedado relegada a unas pocas cinemáticas y algún combate que además no se pueden ver del tirón, ya que es necesario ir desbloqueándolas poco a poco. Materia no le llega ni a la suela del zapato a Cosmos. Cosmos parecía una auténtica diosa de la saga. Materia parece salida de un circo y además destila una falta de carisma terrible. Lo mismo pasa con Spiritus, a años luz de su antecesor, Chaos. La trama se siente rápida y atropellada. Si en este juego solo buscáis una buena historia, deberías replantearos su compra.

Modos de juego

Antes de comenzar, hay que decir que el juego está totalmente centrado en el competitivo online. Eso quiere decir que los modos de juego que podremos jugar en local son bastante escasos. Tendremos un modo tipo arcade en el que iremos luchando contra equipos de tres hasta un máximo de 6 combates. Cuando acabemos recibiremos una puntuación y una serie de recompensas. Entre estas recompensas hay tesoros (que nos darán avatares, músicas, atuendos, armas, etc.), nuevos ataques para los personajes que controlamos (si estos suben de nivel), nuevas frases para ellos y memorias (necesarias para desbloquear las escenas de la historia).

A parte de ese modo, tendremos un modo de batalla personalizado que nos permitirá hacer combates simples entre equipos de hasta tres personajes contra la IA. Aunque este tipo de combate no da recompensas de ningún tipo. Más bien actuará a modo de tutorial avanzado para acostumbrarnos a los personajes.

El último modo disponible para un jugador es el modo historia. Pero para jugarlo será necesario obtener Memorias en el modo arcade. Con ellas podremos ir desbloqueando las escenas de la historia. Normalmente el modo campaña funciona a modo de tutorial para los jugadores. En este caso, tendremos que luchar en otros modos para poder avanzar en la trama. Podría entender que fuese necesario este esfuerzo si la historia fuese apasionante, pero como ya he dicho antes, no es así. La historia ha quedado totalmente relegada a un segundo plano.

Y ya está. Ese es todo el contenido para un jugador que tiene el juego. A mí me parece demasiado escaso. Huelga decir que el juego carece de modos multijugador local, lo que quiere decir que si queremos jugar con amigos tendrá que ser mediante Playstation Network cada uno desde su casa. Puedo entender la complejidad de partir la pantalla en dos con la cantidad de elementos que se muestran a modo de interfaz. Pero creo que se debería de haber hecho un esfuerzo por añadir un modo de este tipo.

Por último, tenemos el modo multijugador online. Para jugar en el requeriremos de Playstation Plus. Podremos jugar con amigos de forma sencilla contra jugadores de todo el mundo. Si no tienes amigos con el juego, el juego te emparejará con gente aleatoria del mundo. En este sentido, el juego funciona bastante bien. No padece de demasiado lag y si tienes una buena conexión no tendrás problemas en la disputa de partidas. Eso sí, suele tardar un poco en encontrar rivales. Jugar contra personas de todo el mundo resulta bastante divertido cuando tienes un poco de dominio en los controles.

Y ahora… lancémonos a la batalla

Da la sensación de que Square Enix quería convertir este juego en un E-Sport desde el principio. La falta de contenido para un jugador se compensa con una jugabilidad frenética y muy divertida. Aunque puede parecer un caos al principio, cuando os hagáis con el control os va a resultar divertidísimo y muy fluido (el juego se mueve a 60 fps constantes).

Hay bastantes diferencias con las entregas originales de la saga Dissidia. Una de ellas es la personalización de los personajes. Si en PSP podíamos personalizar todos los ataques de los personajes, e incluso incluir hasta 3 ataques de VIT, en este solo podremos elegir un ataque de VIT para nuestro personaje (los ataques Bravura no se pueden personalizar). A cambio, podremos personalizar las habilidades especiales del personaje, que pueden servir para mejorar ataque, compartir bravura, etc. En esto, el juego se aleja de las mecánicas RPG y se pasa a la acción pura.

Y ahora vamos a los personajes. Los personajes son realmente bastante diferentes entre ellos. En el juego contaremos con cuatro tipos de luchadores: hechizeros (como Terra), vanguardia (como Cloud), hostigadores (como Jecht) y especialistas (como el Caballero Cebolla). Los personajes de tipo hechizero se especializan en el combate a larga distancia, pero fallan a la hora de tener un enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Los personajes de tipo vanguardia tienen ataques muy contundentes, pero son ligeramente lentos y sus ataques tienen poco alcance. Los hostigadores son los más rápidos del juego, sus ataques tienen un alcance medio, pero sus ataques son menos contundentes que los de los del tipo vanguardia. Por último, los especialistas  son los más estandar, pero tienen habilidades especiales únicas. El juego está bastante equilibrado, ya que cualquier tipo de personaje en las manos adecuadas, se convierte en una auténtica máquina de matar.

Las invocaciones tendrán un papel muy importante en los combates. A parte de los efectos beneficiosos que nos proporcionan, su invocación nos dará una enorme ventaja estratégica. Para invocarlas, tendremos que recoger pequeñas esferas de luz que aparecerán cuando golpeamos a los enemigos y al golpear los núcleos de luz que aparecen en el mapa. Cuando lleguemos a un número determinado, podremos pulsar el panel táctil hasta rellenar una barra de invocación. El equipo que invoque no tendrá la victoria asegurada, pero si una gran ventaja.

Mención especial a la interfaz del juego, excesivamente sobrecargada y con demasiados elementos. Entiendo que todos ellos son necesarios para el competitivo online, pero creo que podrían haberlo hecho de otra forma. O incluso permitir al jugador esconder elementos de ella (como el minimapa, por ejemplo). El caso es que la interfaz cuenta con demasiados elementos en pantalla.

Conclusiones

Lo mejor

  • El competitivo online
  • El frenetismo de los combates
  • La banda sonora
  • El Fan Service

Lo peor

  • La sobrecargada interfaz en pantalla
  • Los largos tiempos de carga para encontrar jugadores
  • La escasez de contenido para un jugador
  • La historia, nada trabajada

Resumen

Dissidia Final Fantasy NT remodela las bases de la saga y nos da un juego muy divertido, cargado de acción y a los personajes más importantes de la saga Final Fantasy enfrentados entre sí. Eso sí, por el camino deja a un lado los modos para un jugador y centra la propuesta en el competitivo online. Quizás no era lo que esperábamos los fans de esta subsaga, pero hay que reconocer que es una gran propuesta de lucha, con personajes muy diferentes y balanceados, escenarios amplios y una jugabilidad adictiva. Eso sí, tened claro que si buscáis un juego como los de antaño, deberíais replantearos su compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *