Viviendo Final Fantasy VII Remake

Parece mentira, como si hubiésemos vivido un sueño del que estamos a punto de despertar, pero Final Fantasy VII Remake ya está aquí. Y además hemos podido jugarlo y terminarlo en unas 35 horas. El juego es una experiencia increíble, tanto para los fans del original como para los nuevos jugadores sin duda. Aunque hay un punto que parece que ha dejados descontentos a los jugadores de toda la vida: su final. En este artículo vamos a contar nuestra experiencia con el título y nuestra interpretación de los hechos. Sobra decir que este artículo contiene spoilers de la trama y su final.

El origen de todo

Todo comenzó allá por Junio de 2005. Sony se encontraba en su conferencia del E3 presentando su próxima consola, la Playstation 3, cuando de repente se mostró algo completamente increíble. Un trailer mostraba como sería la introducción del Final Fantasy VII original con la tecnología de esa nueva generación. Y el resultado dejo anonadados a todos. Y ahí comenzó todo.

Poco importó que Square Enix desmintiera que estuviese en desarrollo un remake de Final Fantasy VII y que aquello solo era una muestra conceptual. Todo internet se inundo de especulaciones sobre ese futuro título. La compañía japonesa había creado un monstruo. Muchos fans se agarraban a que en 2007 sería el 10 aniversario del título y que posiblemente el título sería lanzado en dicho año. Pero nada mas lejos de la realidad.

Aquello se convirtió en una de las principales cantinelas pre-E3. Este año si, este año se presentará de forma oficial. Square Enix siempre lo desmintió, y efectivamente nunca se presentaba. El rumor sobre Final Fantasy VII Remake y su desarrollo se convirtió en uno de los memes mas compartidos de Internet.

A finales de 2014 en la Playstation Experience apareció en escena Shinji Hashimoto, productor de Square Enix insinuando algo muy importante, seguido del logo de Final Fantasy VII. Algunos creíamos que el milagro había llegado, pero no. Solo era el anuncio del remaster del original para PS4. La forma de presentarlo no fue del gusto de la comunidad que se sintió trolleada.

Hasta que llegó el año 2015 y de nuevo y por enésimo año consecutivo se rumoreaba la presentación del remake de Final Fantasy VII en la conferencia de Sony. Muchos nos lo tomamos a chiste. Por ello, ninguno pudimos creer lo que se vivió en aquella conferencia.

Sony empezó presentando y dando fecha a un título que parecía perdido como es The Last Guardian. Pero no quedó todo ahí. Todo comenzó con las palabras de Adam Boyes hablando de uno de los títulos mas queridos de la historia de los videojuegos. Estas palabras venían acompañandas de unas ondas verdes similares a la corriente vital vista en Final Fantasy VII. No podía ser cierto. Comenzó el trailer. Una ciudad enorme y futurista, un parque similar al parque de Midgar que visitamos en el juego original, una flor amarilla, la espalda de un chico rubio con la espada mortal a su espalda y de un hombre con una ametralladora en lugar de mano. Parecía que si, pero la mayoría no lo creímos hasta que no vimos la palabra Remake escrita en la pantalla en letras grandes. Llantos, gritos de emoción, saltos de alegría al haber presenciado un momento histórico en la historia de los videojuegos se sucedieron. Solo hay que echar un ojo a Youtube y empaparse de la emoción de todos los que presenciaron el hecho en absoluto y riguroso directo.

De la absoluta euforia pasamos al terror mas descarnado. Las posibilidades (o más bien la certeza) de que Square Enix podía destrozar Final Fantasy VII eran muy altas. Y las primeras noticias sobre el título no contentaron a muchos. La primera y mas polémica fue la revelación de que Final Fantasy VII Remake sería un juego lanzado por capítulos, noticia que enfadó a la comunidad. La desarrolladora matizó la información asegurando que cada título lanzado tendría la envergadura de un juego completo de la saga Final Fantasy pero el daño ya estaba hecho. Y la insinuación posterior de que las batallas no serían por turnos hizo que algunos dijeran que este título no haría honor a su nombre.

A finales de ese 2015 pudimos ver un trailer algo mas completo en el que podíamos ver el diseño de los personajes, los escenarios de Midgar y las batallas. El resultado tenía buena pinta, pero aún faltaba muchísimo para poder jugarlo, mucho más de lo que esperábamos. De este trailer pasamos al silencio mas absoluto mas allá de algún artwork publicado, hasta Abril de 2018 en el que nos enteramos de que posiblemente Square Enix había reiniciado el desarrollo de Final Fantasy VII Remake. ¿La razón? El remake estaba siendo desarrollado por otra compañía y a Square Enix no le gustaba como estaba quedando, con lo que decidieron hacerlo de manera interna reiniciando el proyecto, haciendo creer que el desarrollo se iba a eternizar. Por suerte, no tuvimos que esperar tanto.

Un año después de aquello, en Mayo de 2019, Sony lanzó su State of Play mostrando al final de este un nuevo trailer de Final Fantasy VII Remake enseñando los nuevos diseños de Aeris y Cloud y anunciando que habrían mas noticias en Junio. Los rumores de un lanzamiento cercano poblaban la red. En Junio, en su conferencia en el E3, Square Enix mostró el juego en profundidad. Y todo pintaba excelente. Había gente que no acababa de estar convencida con que el juego solo abarcará Midgar, pero se veía tan increíble que convencieron a la mayoría. Y la fecha de salida relativamente cercana (3 de Marzo de 2020) desató el hype de todos. Había ganas de jugarlo. Desde allí hasta su lanzamiento se pudieron ver innumerables trailers, un retraso del título al 10 de Abril y una pandemia que no pudo evitar el lanzamiento de este título tan esperado por los jugadores, gracias a Square Enix que adelantó su lanzamiento para que todos pudiéramos jugarlo en fecha. Ahora por fin lo he jugado y puedo daros mis impresiones y mis sensaciones con el guión y el polémico final, que no me convenció de primeras pero con el paso de los días estoy viendo con otros ojos.

¿Esto es Final Fantasy VII?

La pregunta es clara y a la yugular. Y la respuesta es cristalina. Un rotundo SI. EL juego mantiene todo lo que hizo grande al original, rediseñando y adaptando todo a tiempos actuales. Todos los momentos icónicos del original están aquí reflejados de una manera u otra. Incluso el combate en tiempo real se siente como una gran actualización de las batallas por turnos del Final Fantasy VII original. Pero se han añadido algunas cosas a la trama original. Nos encontramos con un elemento que puede cambiar la trama del título como lo conocíamos. A partir del siguiente párrafo comienzan los SPOILERS. Si tienes intención de jugar al título, te recomiendo que dejes de leer aquí y ahora.

Me refiero por supuesto a esos extraños espectros que se mostraron en los trailers y que en el título están presentes prácticamente desde el principio de la aventura y hasta el final no descubriremos lo que son. En las partes finales de la aventura se nos revelarán como los ecos del destino, que son los encargados de que se cumpla la historia tal y como debe ser. Y efectivamente, nos damos cuenta de que los espectros están en los momentos importantes de la trama. La primera vez que Cloud y Aeris se encuentran, ella estaba siendo acosada por los espectros. ¿Acaso la estaban entreteniendo para que no se fuera del lugar y se encontrará con Cloud? La siguiente vez que los veremos será después de que Barret prescinda de Cloud para la misión en el segundo reactor y elija a Jessie. Los espectros lesionan a Jessie lo que propicia que Barret tenga que llevarse a Cloud si o si, lo que acaba desencadenando en el encuentro en la iglesia de Cloud y Aeris que todos conocemos. Los espectros están en muchos más momentos de la trama y a veces parecerán ayudarnos y a veces parecerán ir en nuestra contra. Siempre velando porque la historia del original se cumpla. ¿Son estos ecos del destino acaso una metáfora de los deseos de los fans de que no hayan cambios? En mi opinión sí. Square Enix ha sido capaz de introducir a los fanáticos del título dentro de la propia obra de una forma bastante orgánica sin alteraciones graves de la trama. Otro de los cambios más importantes de la trama es que Cloud y mas adelante el resto, tienen visiones de lo que va a pasar en los siguientes juegos (o lo que pasaba en el original). Este segundo detalle no parece molestar demasiado hasta la recta final.

En los últimos capítulos, estas visiones son interpretadas por los personajes como el futuro que tienen que cambiar, el futuro en el que pierden. No tengo demasiado claro si esto es una metáfora de los desarrolladores que nos están intentando decir que la trama de Final Fantasy VII no fue exactamente la que ellos habrían querido o que aquel final será considerado canónicamente como el final malo y el de esta nueva saga será el bueno. También podría significar que Sefirot les esta manipulando para que crean que al final van a perder. ¿Sefirot puede ver el futuro o viene del futuro y por eso conoce esos hechos? Son muchísimas preguntas las que me hago. Lo que parece que si esta claro es que este remake no viene a sustituir al juego original, si no a actuar como una especie de reimaginación sin afectar el mítico juego de Playstation.

Estos dos cambios explotan cuando Cloud se baja de la moto en la autopista. Ese es el momento en el que todo se vuelve absolutamente loco y que ha provocado el descontento de los jugadores. La trama original de Midgar en el original acababa aquí, pero en este título se añade un final que justifica este título como un juego completo. Los protagonistas deciden enfrentarse al destino para cambiar el final que ven en estas visiones, creyendo que es el final en el que Sefirot gana y todo queda destruido. ¿El resultado? Un último capítulo que se asemeja más a un Kingdom Hearts que a lo que estábamos viviendo hasta ese momento con el juego, con una batalla con un eco del destino gigante (que parece un sincorazón) teniendo que hacerle daño derrotando a tres entes pequeños que casualmente atacan con una espada, con un arma de fuego y con puñetazos. ¿Son estos ecos representaciones de los Cloud, Barret y Tifa del Final Fantasy VII original intentando mantener la historia intacta? Posiblemente es la forma de los desarrolladores de decirnos que nosotros somos una parte del juego original y de nuestra lucha porque se mantenga como fue. Cuando lo terminé mis sensaciones no fueron muy buenas, pero con el tiempo he ido aceptándolo mejor y viéndolo con mejores ojos.

Tras ganar esta batalla, los protagonistas han derrotado al destino, lo que implica que el futuro es incierto. De hecho, antes de los créditos vemos en pantalla la frase “Inicia el viaje desconocido”. ¿Es esto una declaración de intenciones? ¿Pretenden reimaginar todo y cambiarlo? Es posible que si. El título de este juego habla por si solo. Se llama Final Fantasy VII Remake a secas, sin coletillas. ¿Es porque esto era el remake del original y a partir de aquí se va a cambiar la trama? Hay opiniones en los dos extremos. Algunos consideran que esto implica que van a desmarcarse totalmente del original y otros consideran que se seguirá la trama y que esto solo es un aviso de que pueden haber cambios.

¿Mi opinión? Este final tenía dos intenciones. La primera es provocar un gran debate en las redes y muchas preguntas entre los jugadores de aquí al lanzamiento de la siguiente parte. El final resulta muy ambiguo. Incluso la secuencia que se muestra de Zack no deja claro si finalmente muere o se ha cambiado su destino. La segunda intención era lanzar un globo sonda para ver como aceptarían los cambios mas radicales los jugadores. En este caso, la respuesta no ha sido demasiado positiva.

Habrá que esperar para obtener todas las respuestas a estas preguntas. Siempre se comenta que lo importante no es el final, es el viaje. El viaje comenzó en 2005 y ha sido un trayecto con muchos altibajos. ¿Ha merecido la pena? Cada puñetero segundo.

lo más vendido en videojuegos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *